A por el reto de las dos tonelas

A por el reto de las dos tonelas

A por el reto de las dos toneladas

Vecinos y comercios de Elviña organizan, por sexto año, el desfile Vecinit@s para recaudar productos para el Banco de Alimentos

Fueron 1.300 los kilos de alimentos recaudados el año pasado por los vecinos y comerciantes de la Asociación Elviña II Fases, sirviéndose de una de las convocatorias de la entidad que empieza a convertirse ya en tradición: la popular Pasarela Vecinit@s, en la que los residentes del barrio se convertirán en modelos por un día por una buena causa. En esta edición, la organización es ambiciosa en cuanto a sus objetivos. “Queremos recaudar dos toneladas de alimentos este año. El aforo será mayor y cada vez tiene más repercusión”, señala el presidente de la Asociación, Leandro García.

La iniciativa, que no deja de crecer, suma este año cuatro nuevas tiendas de la ciudad cuyos dueños se animan a subirse a desfilar, con el fin de aumentar la recaudación de alimentos para el Banco de Alimentos Rías Altas y fomentar el pequeño comercio. En su momento, el centro cívico de Monelos fue el primer escenario de los desfiles. Pronto se quedó pequeño y tuvieron que trasladarse a la biblioteca González Garcés. El año pasado, el Sporting Club Casino fue su pasarela, pero, aún así, el local se llenó hasta la bandera. “Lo vamos a hacer en el teatro de los Salesianos, que tiene capacidad para 400 personas. Queremos llenarlo”, apunta el presidente de Elviña II Fases.

El desfile se celebrará este sábado a las 19.00 horas, con dos ensayos previos que están fijados para el jueves y el viernes. El único requisito de asistencia es el de llevar consigo una bolsa de alimentos, con el fin de contribuir al objetivo de la organización. Desde el Banco de Alimentos Rías Altas inciden, este año, en la necesidad de aportar, sobre todo, productos como conservas de pescado, café, salsa de tomate y cacao en polvo. “En las recaudaciones de los supermercados se suele tirar más por pasta, azúcar y otros alimentos de este estilo”, expone Leandro García.

Ver artículo de La Opinión de A Coruña


Freeman Galicia